Arroyos.

Caminar las Hurdes es encontrars con el agua. Arroyos y ríos que conforman su paisaje; acequias y caños que mueven molinos aceiteros o riegan los huertos. Aguas transparentes, entornos sorprendentes, rincones inesperados y bellísimos.

Añadir nuevo comentario