Esperabán arriba.

Pasear la ribera es siempre un placer. En estos días de invierno ver cómo va cambiando la luz, cómo juega con el agua y transforma el paisaje.

Añadir nuevo comentario