Nubes desde Salamanaca.

No deja de maravillarme el espectáculo. Sales a caminar y, de pronto, asoman por los tesos como un manto mágico que lo vuelve todo silencioso. Y cambia la luz; si esperas verás como se transforma el mundo.

Añadir nuevo comentario