Blog de zambrana

Ruta Valle del Experabán

El próximo uno de febrero tendrá lugar la tercera Ruta Senderista Valle del Esperabán dentro del programa "Camina Extremadura". Toda la información e inscripciones en www.rutavalledelesperabán.es. Senderos preciosos, los valles de Guijarro Blanco y la Zambrana ( del que toma su nombre uno de nuestros alojamientos), buitres y brezos; panorámicas espectaculares de esta tierra tan singular. La ruta pasa por Erías, dónde nos encontramos, y estaremos encantados de recibiros.

Otoño.

Este otoño tan templado, con unas luces tan hermosas,da gusto pasear los caminos. Los huertos de invierno, los castaños amarilleando, el Esperabán suena otra vez lleno de agua. Y esas nubes entrando desde Salamanca.

Fiesta de San Antonio.

Fiesta en Erías, día de San Atonio. Todo el mundo muy "repulío", incluido el santo, al que las mozas de la alquería han preparado las andas con flores recogidas de huertos y jardines. El tamboril y la gaita, como es tradición, sonando desde la mañana, acompañando la procesión y las voces que cantan el romance de San Antonio. Se han preparado roscas, pestiños, perrunillas. Comidas en familia, con invitados que se acercan de los pueblos vecinos, reencuentros y abrazos, baile a la noche hasta la madrugada.

Primavera.

Después de los nublados de la semana pasada el monte está aún más bonito. Los cerezos madurando, algunos con los frutos ya en sazón brillan al sol como gemas preciosas. Las regateras siguen bajando llenas; se oye por la noche el sonido del Esperabán, la "mareína", un aire tibio del atardecer mece las ramas de los castaños casi en flor, y los olivos cargados de flores.

Nublados de primavera.

Se escondió la primavera esta semana, después de unos días casi de verano, ha regresado la lluvia. Se nos ha puesto el monte de gris y verde, pinceladas de fucsia en los brezos. Los huertos lo agradecen después de tanto calor, preocupan los cerezos. Pasear es un gozo, subir hasta el lugar en que se unen los cauces de la Roldán y el arroyo de los Corrales, descubrir dónde, ya en un solo cauce, se mezclan con el Esperabán. No dejeis de hacerlo si venís.

Por la Zambrana.

Veredas de cabrero entre brezos, encinas centenarias que se retuercen entre pizarras, senda del jabalí, fresnos, acebos, tejos... arroyos de la Perrubio y la Osa que se unen formando el de la Zambrana. Naturaleza y paisaje en estado puro.